InnovaciónInvestigaciónLaboratorioCicap amplia su alcance de acreditación ENAC en Detección de Listeria Monocytogenes por PCR en tiempo real

3 de septiembre de 2018
https://cicap.es/wp-content/uploads/2018/09/LISTERIA_PCR-EN-TIEMPO-REAL_DESTACADA.jpg

CICAP en su apuesta por la mejora continua, ha ampliado su alcance de acreditación ENAC a la técnica de “Detección de Listeria monocytogenes por PCR en tiempo real”, ayudando a las empresas agroalimentarias a estar a la vanguardia de la seguridad alimentaria.

Listeria monocytogenes es un bacilo corto, intracelular, que se encuentra ampliamente  distribuido en la naturaleza. Este microorganismo es causante de la listeriosis siendo los grupos con más alto riesgo las mujeres embarazadas, recién nacidos, ancianos e inmunodeprimidos. Se encuentra en el intestino de personas y animales que actúan como portadores, pero también en ambientes naturales como pueden ser el suelo o el agua. Puede transmitirse a las personas a través de la ingestión de alimentos contaminados con ella en cualquier fase en la cadena alimentaria, durante la producción, el procesamiento, la distribución y la preparación para el posterior consumo.

Esta bacteria es uno de los patógenos más importantes de origen alimentario, dado que resiste diversas condiciones ambientales, como pH bajo, altas concentraciones de sal y, sobre todo, tiene la capacidad de sobrevivir a temperaturas de refrigeración (2-4 ºC) y tratamientos insatisfactorios de pasteurización, logrando que se constituya en una seria amenaza a la seguridad de la industria alimentaria.

Recientes casos de intoxicación alimentaria y de enfermedades derivadas de esta, han puesto de manifiesto la importancia del control y análisis de la Listeria monocytogenes en los alimentos durante todo el proceso de la cadena alimentaria hasta el consumo final.

En CICAP disponemos de un laboratorio de análisis de alimentos y de superficies  pudiendo detectar la presencia de Listeria monocytogenes  utilizando las últimas técnicas de PCR en tiempo real.

Los métodos convencionales de análisis, utilizan procedimientos muy largos consistentes en fases de enriquecimiento seguidas de aislamiento en medio selectivo y confirmación mediante métodos bioquímicos o serológicos. Este tiempo de análisis resulta inaceptable, especialmente en el caso de productos perecederos que tienen una corta vida y que necesitan salir al mercado antes de conocer los resultados del análisis